Cuando Vermeister nace en 1975 es una pequeña empresa familiar, una de las primeras en el mundo de los suelos de madera, por eso demuestra una verdadera vocación por los productos para instalarlos, tratarlos y mantenerlos. Hoy la empresa está dirigida por Silvano y Marco Arzuffi, CEO y COO de la sociedad respectivamente. Certificada según la norma UNI EN ISO 9001:2015 como garantía de un sistema empresarial eficiente, Vermeister siempre ha tendido al desarrollo de soluciones respetuosas con el medio ambiente tratando constantemente de encontrar soluciones ecocompatibles, ya sea en la formulación como así también en la realización de los productos.

La atención al bajo impacto medio ambiental caracteriza las distintas fases de su ciclo productivo y de la distribución, desde la elección de las materias primas hasta su elaboración, desde el transporte a la recuperación y eliminación. Vermeister
ha sido la primera empresa en el mundo del sector “suelos de madera” que ha formulado un producto para el tratamiento de los pavimentos de madera, sin emisiones nocivas que, además de tener elevadísimos estándares de calidad, ha alcanzado el máximo nivel en lo que respecta a las personas y al medio ambiente. 

Desde 1975 Vermeister se ha ocupado sólo y exclusivamente de los suelos de madera y esta decisión junto con la experiencia nos permite hoy ser un verdadero punto de referencia en el tratamiento y el mantenimiento del parqué. Vermeister, sin distraerse en otros mercados, se ha quedado firme y centrada siempre sobre el mismo ‘gremio’, dando así un valor agregado a su “experiencia”. Todas nuestras inversiones se han dirigido a los suelos de madera, de esta manera nuestros conocimientos han podido desarrollarse más velozmente. Hoy este aspecto nos lo reconocen con la presencia de nuestra marca en más de 60 países en todo el mundo.

Desde 1975 Vermeister trabaja con valores precisos.

RESPETO

RESPETO

HONESTIDAD

HONESTIDAD

JUSTICIA

JUSTICIA

CERTEZA

CERTEZA

Todo esto, dicho rápidamente, encierra para nosotros un patrimonio inestimable que día a día nos asiste y guía para obtener el reconocimiento del mercado y el éxito de nuestro trabajo. Justamente este reconocimiento que nos demuestran cada día, nos da la fuerza para superar las innumerables dificultades que la vida y el mundo del trabajo nos exige puntualmente. Esta estima nos confirma que tenemos que estar agradecidos por la enseñanza recibida de quien nos la ha transmitido. Estamos felices de habernos convertido en lo que somos hoy y creemos que cualquier persona en nuestro lugar diría lo mismo. Esto explica cuáles son las bases sobre las que hemos construido lo que poseemos. Nosotros podemos adjudicarnos el mérito de haber dado agua a las semillas que plantaron otros, pero la fortuna de haber llegado hasta aquí no es gracias a nosotros, de igual manera que no es nuestro el mérito de haber encontrado por el camino muchos que nos han ayudado y que nos han visto como personas de principios, sinceras y honradas. Y aquí estamos.

ESTA ES LA HISTORIA DE VERMEISTER, UNA BELLA HISTORIA.